Resumen De Instagram

Filosofía de henri bergson

La experiencia moderna de la gestión de la lección en la escuela muestra convincentemente que el maestro puede ser el creador verdadero solamente entonces, cuando vincula incesantemente por el hilo inseparable jugado, cantado o expresado por ello al mundo interior, con la relación a que suena, con la experiencia de la vida.

La exigencia de la humanización de la formación, adelantado por los psicólogos y los pedagogos, supone la atención grande al desarrollo de las capacidades creativas del niño, sus mejores cualidades personales. Dar los conocimientos, desarrollar prácticas y la habilidad - no el objetivo propio. Mucho más importante - despertar el interés en el conocimiento. La educación de la persona creadora - una de las tareas esenciales que están ante yo.

Es necesario más profundamente comprender el método de K.Stanislavskogo y aplicarlo en la formación de la maestría pedagógica del maestro de la música. Útil puede ser una de las recepciones conocidas en la pedagogía teatral, que ha recibido el nombre “la recepción de la identificación”, es decir la fusión de "mí" con la imagen, el pensamiento, que es necesario abrir en la obra cumplida.

Del punto de vista pedagógico en la preparación del maestro de la música para nosotros es importante aquella parte de la herencia de K.Stanislavskogo, que es apretadamente vinculada al arte del sufrimiento. Los sufrimientos como la unidad orgánica intelectual y emocional en la persona. Para el pedagogo de la música es extraordinariamente importante aprender conscientemente dirigir la actividad subconsciente creadora de la mentalidad, puesto que muchos procesos en el arte y en el desarrollo artístico del niño son vinculados a la subconsciencia, con intuitivo, pero la concepción adecuada hermoso, fuera de su descomposición a los elementos separados.

La parte natural de la persona se desarrolla y es cambiado a lo largo de toda su vida. Estos desarrollos y los cambios tienen el carácter de edad. La fuente del desarrollo social de la persona se encuentra en la interacción de la persona y la sociedad.

Trabajando aquí ya algunos años por el programa de D.Kabalevskogo con los colegiales de las edades diferentes, aspiro a llamar en los niños y los adolescentes la comprensión clara y la sensación de lo que la música, como todas las artes, no simplemente el entretenimiento, no la adición, no "la guarnición" a la vida, que se puede usar según su parecer, y la parte importante de la vida, la vida en entero y la vida de cada individuo, incluso cada colegial.

Es necesario subrayarlo con toda la claridad, pues cae a veces oír más de la opinión extraña, como si hay unas profesiones "creador" y la profesión "creador". ¡El error grande! Y el error en la práctica lo lleva a menudo a lo que la persona que se ocupa como si del trabajo no creador, se cuenta tiene derecho no es creador se refiere al trabajo.

Para el maestro de la música es extraordinariamente importante saber ser expresivo en todas las manifestaciones, saber encontrar la forma adecuada exterior de la expresión de los sentimientos, sobrevividos por ello, las emociones. Por eso el pedagogo tiene que aprender no temer determinar por las palabras, los movimientos expresivos, la mímica que en la obra de arte - su belleza, el encaje finísimo de sus imágenes. Es necesario constantemente recordar además que pasar por un sentimiento no es posible, es necesario es intelectual, técnicamente estudiar el material artístico. “Si no hay material, al sentimiento no en que ser vertido.” (S.Volkonsky) el comienzo Emocional debe orgánicamente unirse en la maestría del maestro de la música a las capacidades analíticas. Pues “en el fondo de cada proceso creador es puesta la pasión que, claro, no excluye el trabajo enorme de la razón. ¿Pero acaso no es posible pensar no es frío, y es caliente?” (K.Stanislavsky)

El desarrollo de la persona como las personas se realiza desde todos los puntos de vista y es íntegro en la unidad de sus fuerzas físicas y espirituales. La psicología y la pedagogía afirman que la persona humana se forma y se desarrolla en la actividad y la comunicación. Las líneas principales de la persona se desarrollan como resultado de la influencia exterior en la persona, su mundo interior.